Arte milenario, base de todas las artes marciales, médicas y espirituales de oriente. La concentración en la respiración y en los movimientos del Qi Gong convierte a la practica en una meditación que ayuda a entrar en el presente logrando equilibrio interior y armonía con la naturaleza. Produce beneficios en la salud, bienestar físico, mental y espiritual.

Beneficios

Prácticas de Qi Gong

El Qi Gong te hace sentir una sensación de bienestar desde el primer momento. Sin importar lo fuerte que seas o la elasticidad que tengas. Te hace querer tu cuerpo y aceptarlo más que querer transcenderlo.

El Qi Gong es profundo, en el mismo podes encontrar distintas rutinas o series de ejercicios para ayudar a desbloquear y hacer circular y aumentar el Qi por los meridianos en su conjunto o de manera específica.

 

 

 

Un poco de historia

Maestros en el campo de la filosofía, religión y medicina de distintas escuelas dedicaron tiempo y consideraron de mayor importancia el cuidado de la salud y apuntar a la longevidad.

Para lograr esto se debe tener una visión holística, considerando al hombre en su situación física, mental y espiritual de manera conjunta e integral.

Con el Qi Gong y Yang Sheng se desarrollaron técnicas y herramientas para vivir de manera armónica con el entorno a los ritmos de la naturaleza y observando el universo y así reforzar el cuerpo y prevenir enfermedades, buscando alargar la vida. Esto es conocido como Yang Sheng.

Los orígenes se remontan a más de 5000 años atrás y en la Medicina Tradicional China. El principio es aumentar y estimular la cantidad de Qi que circula por los meridianos que recorren el cuerpo.

El Qi Gong es fácil de practicar por todas las personas, y gracias a sus beneficios físicos, mentales y espirituales es considerado como la medicina del futuro.

Formas & Estilos

Dentro del Qi Gong encontramos posturas estáticas, dinámicas, sonidos, marchas y otras posturas sentadas, todas estas apuntan al mismo principio de favorecer la buena circulación del Qi.

Algunas de estas provienen de la tradición taoísta y budistas y otras más modernas son consecuencia de la combinación de las formas más tradicionales.

Todas estas cumplen eficazmente su objetivo de hacer circular bien la energía y lograr un buen estado de salud.

Hay prácticas que apuntan a resultados de transformación interior, a estas se las llama Nei Gong. El Qi Gong es una disciplina que busca educar el cuerpo, la respiración y la mente, para alcanzar la armonía entre Jing (esencia), Qi (energía) y Shen (espíritu), en beneficio de la salud y la longevidad.

También hay esquemas de Qi Gong dedicados a grupos específicos, por ejemplo, Deportistas, Empresas y otros.

Terapéutico

Ya en la antigua china se sabía de la energía o Qi que todos poseemos dentro de nuestro cuerpo. Es fundamental que esta energía o Qi circule libre y sin obstáculos por todo el cuerpo para desintoxicar, cuidar y favorecer a la renovación celular por ende mejorar nuestra salud.

Para lograr esto se ideó un sistema basado en movimientos suaves de manera consciente y coordinada con la respiración.

La práctica del Qi Gong de manera regular es el mejor “terapeuta” ayudando a recuperar flexibilidad y lesiones de manera rápida como también a evitarlas, combate el mal del siglo XXI, el estrés, desequilibrios hormonales, calma la mente, permite alcanzar la respiración más profunda y lenta, reduce nervios, contracturas y la tensión muscular, ayudando también a dormir mejor.

Por todo los antes expresado el Qi Gong es nuestro aliado en mantener la salud y alcanzar la longevidad de manera plena.

¿Necesitamos algún estado especial para practicar Qi Gong?

No se necesita tener o contar con ninguna condición física especial.

¿Dónde, cuándo y cuánto debo practicar de Qi Gong?

El tiempo, el lugar o el momento del día no son inconvenientes para practicar Qi Gong, con 15-30 min de manera regular los efectos son increíbles.

¿Después de cuanta práctica empiezo a notar los beneficios del Qi Gong?

Los beneficios, los cuales están comprobados científicamente, se perciben desde el primer día, sensación de bienestar general, reduce estrés, presión arterial, mejora estado físico y emocional, mejorando nuestra calidad de vida.

¿Es aplicable para la rehabilitación?

Es una herramienta alta mente eficaz y eficiente para la rehabilitación.

¿Qué tan caro es practicar Qi Gong?

El Qi Gong no es caro, es accesible a todo el mundo, no se requiere de ningún tipo de indumentaria especial y con la práctica del Qi Gong estas invirtiendo en salud a mediano y largo plazo.

¿Pueden los niños practicar Qi Gong?

Los niños lo pueden practicar teniendo mejoras en su desarrollo tanto a nivel físico, emocional y mental, como en mantener ritmos, mejorar su respiración y atención. Para esto se utilizan técnicas basadas en sonidos. Caminatas. Automasajes, etc.

¿Cómo son las clases?

Las clases no son rígidas, pero podes encontrar un comienzo con desbloqueo de articulaciones, automasajes, alguna técnica de Qi Gong y meditación.

¿Hay alguna limitación de edad?

El Qi Gong no tiene ninguna restricción con las edades, pudiendo practicarlo desde niños a adultos mayores.

Qi Gong vs. Yoga

Sus orígenes se remontan a escuelas filosóficas y espirituales como el Taoísmo y el Budismo y tienen como meta poder aquietar nuestra mente con objetivos meditativos y espirituales.

Al Qi Gong se le ha llamado Yoga Chino así como al Yoga Qi Gong Indio. Ambos son prácticas orientadas a mejorar la elasticidad, el fortalecimiento y el mantenimiento de la salud. Han surgido prácticas como el Yin Yoga que integra los fundamentos del Qi Gong en el yoga.

¿Por qué si ambas comparten orígenes y beneficios? ¿Por qué se sabe tan poco del Qi Gong? Tal vez porque es el primo desconocido del Yoga con menos difusión. Pero quédate con nosotros y descubre qué hace del Qi Gong una práctica tan o más saludable que el Yoga.

Mientras el yoga se basa en mantener posiciones estáticas durante un corto tiempo coordinadas con las respiraciones para preparar la mente para ese estado meditativo, en el Qi Gong no te preparas con los movimientos sino que meditas mientras te mueves.

El intentar permanecer quietos puede generarnos estrés, con el Qi Gong esto no pasa ya que no te sugiere que te quedes quieto y que trates de no observar los pensamientos sino que ayuda a liberar tu mente y relajarte prestando atención a la respiración y a los simples movimientos que se repiten.

Con el Qi Gong fluimos, no permanecemos estáticos. El Qi Gong es movimiento y con el se fluye. Y en este movimiento, coordinado con la respiración, es como conseguimos “calmar” la mente.

La simpleza de los movimientos permite tener mejor relación y contacto entre la mente y el cuerpo y así se hace más fácil sentir. El forzarnos a adoptar una postura puede producirnos más estrés y tensión en el cuerpo.

 

Enseñanza china de cómo mejorar la postura:

“Pararse como un árbol, sentarse como una campana, caminar como el viento, descansar como un arco”

De la tradición académica de Confucio.